Ha sido todo un honor estar nominado a los premios Hustlaball Awards 2016 en la categoría Actor Revelación 2016. Al final no me llevé el premio, y casi que en lo que a mi respecta, mejor, porque no hubiera entendido que teniendo menos respaldo que otros me hubiera llevado el premio. Pues así se deben de sentir algunos que teniendo un amplio respaldo en votos, finalmente no se llevaron el premio. Creo que si se trata de unos premios serios en las que se suponía que se respetaría los votos, no debería de haber habido tanta polémica. Si la hubo es porque se hicieron las cosas mal, de forma negligente, o de forma torpe, publicando el día 1 de octubre y de forma automática por el plugin de wordpress utilizado para la encuesta, la lista de votos y ganadores. Yo los vi, y los vio más gente, y la verdad que con cierto enfado, porque con lo último que se debe jugar es con la ilusión. Ganar o no, no importa finalmente. Pero ir ilusionado a un evento te hace sentir que el dinero que has invertido en el viaje y hotel de Berlin, ha valido la pena. Gracias de nada a Fostter Riviera por hacerlo tan jodidamente mal.